¡A montar bici!  

La bicicleta es uno de los transportes sostenibles más utilizados en todo el mundo. Utilizarla para ir de un lado a otro no solo nos ayuda a ponernos en forma y a mantenernos activos, también es una manera de transportarnos ecológica y amigable con el medioambiente.

Te contamos 7 beneficios de realizar esta actividad:

1. Mejora el estado físico y la salud del corazón

La actividad física con regularidad, y montar bicicleta es una excelente y divertida opción. Cualquier tipo de ejercicio aeróbico, como caminar, correr, montar bicicleta o nadar, puede mejorar el estado cardiovascular. 

2. Ayuda a descansar mejor

Montar bicicleta acelera los latidos del corazón, Es una forma de liberar toda esa energía que tienen y así ayudarlos a dormir bien por la noche. 

3. Ayuda a fortalecer los vínculos entre la familia

Cuando toda la familia comparte una misma actividad, se fortalecen los vínculos entre padres y madres con sus hijos e hijas. Es una forma de pasar más tiempo juntos y compartir nuevas experiencias. 

4. Más contacto con la naturaleza

Cuando los paseos en bici se dan en el campo o en los parques, por ejemplo, los niños pueden conectar más con la naturaleza y aprender de ella. Cambiar de ambiente, de vez en cuando, es positivo para todos los miembros de la familia. 

5. Impulsa el aprendizaje de normas y reglas

Montar bicicleta requiere de ciertas normas y, tanto niños como adultos, debemos respetarlas. Esto favorece que los niños y niñas aprendan que existen una serie de reglas que hay que cumplir para montar en bicicleta de forma segura.

6. Ayuda a comprender que existen otros medios de transporte

La concienciación sobre la necesidad de cuidar el medioambiente se fortalece cuando los niños comprenden que existen otras formas de transporte en las que no es necesario consumir energía, como sucede con los autos y autobuses, por ejemplo, y que son totalmente ecológicas, como la bicicleta 

7. Los ayuda a desarrollarse mejor

Montar bicicleta ayuda a los niños a mejorar su coordinación, equilibrio y control de movimientos del cuerpo. Además, mejora su autiestima y es una excelente forma de liberar el estrés. Esta actividad es especialmente importante para aquellos niños que tienen mucha energía.

La paciencia es clave a la hora de enseñarles a nuestros hijos a montar bicicleta. Siendo pacientes les damos confianza y los animamos a seguir intentando. Algunos niños aprenden rápido y otros necesitarán de más tiempo, pero con la práctica y perseverancia se puede lograr. Puede que haya alguna caída leve, y está bien. Es parte de aprender.

Ahora que ya sabes los beneficios de montar bicicleta para los niños, ya pueden sacar las bicis y disfrutar de un agradable paseo. Recuerda que se debe tener el equipo adecuado y respetar las normas para realizar la actividad de forma segura.