Buena nutrición para los pequeños de la casa

La nutrición juega un papel fundamental en el desarrollo y mantenimiento del sistema inmunológico, y su respuesta ante las diversas enfermedades.

Te compartimos una lista de los seis grupos de alimentos imprescindibles en la dieta de los pequeños de la casa, que contienen propiedades y micronutrientes que contribuirían a reforzar sus defensas.

1) Frutas y verduras ricas en vitamina C

Frutas cítricas como la mandarina y verduras como la coliflor, el pimiento rojo, el brócoli, las acelgas y las espinacas, tienen un alto contenido en vitamina C, un micronutriente caracterizado por potenciar nuestro sistema inmune, evitar resfriados y contribuir al alivio de sus síntomas.

2) Alimentos con vitaminas liposolubles (A, D y E)

Las vitaminas liposolubles (A, D y E) desempeñan un papel fundamental en el organismo, estimulan la producción de células indispensables para el correcto funcionamiento del sistema inmune, como los leucocitos o los anticuerpos.

Algunos de los alimentos ricos en vitamina A son los tomates, las beterragas, las zanahorias y los derivados lácteos.

En cuanto a la vitamina D, algunos de los alimentos que no deberían faltar en la dieta infantil son los pescados azules (como el bonito), los cereales enriquecidos, los productos lácteos y el huevo. Además, no debemos olvidar que la luz solar es imprescindible como fuente natural de obtención de esta vitamina.

Por su parte, la vitamina E la encontramos en la palta, el aceite de oliva o los frutos secos como las semillas de girasol, las almendras, el maní y las avellanas.

3) Alimentos con hierro

El déficit de hierro afecta a la correcta función del sistema inmune, y se relaciona con una mayor incidencia de enfermedades gastrointestinales y respiratorias. Por ello, es fundamental incluir este micronutriente en la dieta de los niños y en las cantidades recomendadas, a través de alimentos como los pescados y mariscos, vegetales de hoja verde, espinacas, acelga y también la carne, lácteos y frutos secos.

4) Alimentos con zinc, cobre y selenio

El zinc y el cobre son micronutrientes presentes en el organismo humano en concentraciones muy pequeñas, pero con un importantísimo papel en el mantenimiento de la salud, ya que ejercen multitud de efectos sobre las células inmunitarias.

Las principales fuentes de estos alimentos son los pescados, mariscos, las carnes rojas, los derivados lácteos, el huevo, la quinua y las lentejas. Entre los alimentos ricos en selenio se encuentran, principalmente, las nueces.

5) Miel

La miel es una gran fuente de energía, y un alimento con muchas propiedades nutricionales, es rico en vitaminas (C, B1, B2, B3, B5), ácido fólico y minerales.

6) Agua

El agua es la bebida más sana para mantener hidratado el organismo; es importante que los niños consuman las cantidades diarias recomendadas. En verano, todos parecemos tener clara esta premisa para evitar la deshidratación de los más pequeños, pero en invierno el agua sigue siendo igual de necesaria.