Combate la anemia

La anemia afecta a todos los sectores de la sociedad, es silenciosa y extremadamente peligrosa si no se detecta a tiempo, puede ocasionar muchos problemas de salud.

La anemia no es una enfermedad, pero sí un indicio que evidencia la producción inadecuada o pérdida exagerada de glóbulos rojos. Los glóbulos rojos son componentes esenciales de la sangre, son los encargados de transportar oxígeno a las células de todo el cuerpo, permitiendo el buen funcionamiento de nuestro organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que poseer menos de 13 g/dL de hemoglobina en la sangre indica anemia en los hombres. En las mujeres, el valor debe ser menor que 12 g/dL de hemoglobina.

VTM Anemia banner 2-01-01

Las condiciones que causan la anemia son:

  • Cuando el cuerpo NO produce suficientes glóbulos rojos.
  • Cuando hay un sangrado que provoca que pierdas glóbulos rojos más rápidamente de lo que se pueden reemplazar
  • Cuando el cuerpo destruye los glóbulos rojos

Las personas que padecen anemia, independiente de su causa, están muy cansadas, tienen mareos y, en ocasiones, se muestran irritables. Pueden presentar palidez en cara, uñas y pliegues palmares. Una prueba de sangre puede certificar o descarta su presencia.

Tipos de Anemia

Hay diferentes tipos de anemia; las más frecuentes son:

Anemia por deficiencia de hierro. Este es el tipo  de anemia es el  más frecuente. La causa es una escasez de hierro en el cuerpo. Suele presentarse en muchas mujeres embarazadas que no toman suplementos de hierro. También ocurre por pérdida de sangre.

Anemia por deficiencia de vitaminas. Además de hierro, el cuerpo necesita ácido fólico y vitamina B-12 para producir suficientes glóbulos rojos sanos. Una dieta sin una cantidad suficiente de estos y otros nutrientes claves puede provocar una disminución en la producción de glóbulos rojos.

Factores de riesgo

Una dieta carente de ciertas vitaminas:Tener una dieta que sea consistentemente baja en hierro, vitamina B12 y folato incrementa tu riesgo de anemia.

Embarazo:Si estás embarazada y no tomas un suplemento multivitamínico con ácido fólico, tienes un gran riesgo de anemia.

Otros:Menstruación o sangrado de otro origen abundante y prolongado.

Prevención

En la niñez

Una de las medidas más importante es el inicio de la LACTANCIA MATERNA la misma que debe darse de manera exclusiva desde la primera hora del nacimiento hasta los 6 meses. Luego el bebé podrá agregar paulatinamente otros alimentos hasta los 2 años de vida. Posterior a ello, seguirá una dieta regular.

Es importante brindar alimentos ricos en hierro como sangrecita, bazo, hígado, carnes rojas y pescado, ya que son las mejores fuentes de hierro, desde los 6 meses de edad.

En los adultos

Una medida de prevención es la EDUCACIÓN ALIMENTARIA, debemos promover una alimentación variada,  incorporando diariamente alimentos  de origen animal como la sangrecita, hígado, bazo, otras vísceras de color oscuro, carnes rojas, pescado.

Además de lo mencionado, en el caso de gestantes o puérpera su médico les indica tomar suplementos con hierro y ácido fólico.

Si te sientes fatigado sin causa aparente es importante que acudas con el personal de salud. La fatiga tiene muchas causas además de la anemia. Consulta si presentas cualquier síntoma general que te haga sospechar.