¿Cómo afrontar un duelo?

La pandemia del COVID-19 afecta diversos aspectos de nuestra sociedad; entre ellos, la forma de afrontar la muerte de nuestros seres queridos.

En todo el mundo, los ritos funerarios se han visto afectados por el distanciamiento social y el riesgo de contagio. La despedida de nuestros difuntos se hace dificultosa y hasta imposible. Surge la necesidad urgente de comprender, aceptar y sanar el dolor que ocasiona perder a un ser querido.

El duelo es la respuesta y el proceso natural de adaptación a la nueva situación que nos toca vivir. Se caracteriza por manifestarse de forma compleja y diferente en cada persona; y se expresa con una serie de pensamientos, emociones y comportamientos consecutivos a la pérdida del otro. Según los factores psicológicos y sociales, podemos pensar en dos tipos de duelo: el primero presenta manifestaciones normales y el segundo es de alto riesgo, o complicado.

El duelo evoluciona con el tiempo. No tiene una duración exacta, cada persona va a su propio ritmo. De forma general, los dos primeros años suelen ser los más duros. Durante este tiempo, el luto sigue un proceso paulatino y por fases, aunque no de manera única ni lineal. Este proceso se divide en cuatro fases:

VMT - DUELO banner 2_2

El proceso que se afronta es un camino complicado y novedoso. No hay que tener prisa en atravesarlo, va a ser lento, pero no es eterno. La persona puede encontrarse muy mal en estos momentos, pero no siempre va a ser así. También, deben comprender que la manera de llevar el duelo es única


.