¿Cómo evitar el estrés del trabajo en casa?

Cumplir con tus obligaciones, hacerlo a tiempo, mostrar resultados eficientes y ser proactivo constantemente se ve muchas presenta dificultades por las labores que debemos realizar en casa. Llegamos al punto de no contar con el tiempo necesario para nosotros.

Esta situación conlleva a un estrés capaz de provocar depresión, contracturas, ataques de pánico, ansiedad, migraña, insomnio, entre otras cosas. Todo ello afecta nuestra calidad de vida. Por ello, te brindamos algunas recomendaciones para llevarlo con calma:

1. Agradece apenas inicie el día y antes de que acabe. Pon foco en todo lo que tienes, lo que puedes y lo que recibes, te permitirá iniciar positivamente el día. Descubre motivos para agradecer y escríbelos. Esto hará que no te enfoques solo en malas noticias.

2. Medita 20 minutos por la mañana y por la noche. Medita sin emitir algún juicio y solo enfócate en tu respiración. Esto ayudará a responder mejor a las emociones que se presenten durante el día.

3. Aliméntate saludablemente. Mantén una buena hidratación. Elige productos integrales, frutos secos, semillas, aceite de oliva y legumbres. Evita alimentos precocinados, comida rápida y aquellos de origen animal.

4. Mantén los vínculos. Utiliza como soporte recursos virtuales para conectarte con tus seres queridos.

5. Ponte en movimiento. Aprovecha los recursos que hay en casa (escaleras, clases online). Puede mejorar el estado de ánimo, incrementar el rendimiento cognitivo y muchas otras funciones.

6. Acepta la existencia del insomnio. No juzgues las emociones o pensamientos que surjan de él. Acepta su existencia sin resistirte. 

7. Escribe cómo te sientes. De esta forma podrás liberar los pensamientos que rondan en tu mente y podrás identificar qué es lo que está pasando. Observa, cuestiona tus pensamientos y déjalos ir.

8. Practica la autocompasión. Disminuye tu voz autocrítica. La autocompasión es necesaria para cuando estamos atrapados en nuestras conversaciones internas, criticándonos más que nunca. No estás solo, comparte lo que sientes con alguien que te quiere y pasa del “pensé que solo me pasaba a mi” al “es parte de la naturaleza humana”.

9. Visita a un psicólogo. Mediante plataformas virtuales, conversa con un especialista para descubrir herramientas que te permita calmar el estrés, ansiedad o depresión que te genera esta nueva experiencia en tu vida.