¿Cómo prevenir enfermedades en invierno?

Llega una de las épocas del año en la que más enfermamos, debido en parte a la humedad, a los cambios de temperatura y a la presencia de virus en el ambiente. Por ello, para no tener que pasar mucho tiempo en cama, debemos saber cuáles son las enfermedades más frecuentes en estos meses, cómo podemos prevenir su aparición y lo que debemos hacer para intentar reducir sus molestos síntomas.

Las enfermedades más frecuentes en esta época son infecciones del tracto respiratorio, son producidas por virus, estos son los responsables de un 95% de estas afecciones, y son en general infecciones leves que se auto limitan, y que requieren de medidas de cuidado como son: higiene, hidratación, nutrientes de buena calidad, y algunas veces cuando los síntomas producen mucho malestar, se necesita tomar medicación.

Lo menos frecuente son las infecciones virales o bacterianas severas. En estos casos es importante reconocer los signos de alarma, sobre todo en niños menores de 5 años, como son la respiración rápida, tiraje (hundimiento del pecho), incapacidad para beber o tomar líquidos, cianosis (tinte azulado de labios y piel), de presentar estos signos debes acudir a centro de atención mas cercano.

En el Policlínico, las enfermedades más prevalentes en épocas de frío son las infecciones respiratorias agudas (IRA), que son causadas por un gran número de microorganismos que pueden afectar cualquier parte del tracto respiratorio desde la nariz hasta el pulmón. Por lo tanto, puede haber compromiso del tracto respiratorio superior y manifestarse como rinitis, faringoamigdalitis, otitis media; o en otros casos comprometer el tracto respiratorio inferior que puede manifestarse como laringotraqueitis, bronquitis, bronquiolitis o neumonía.

Medidas preventivas

El Complejo Hospitalario practica las medidas de calidad y seguridad en la atención; ello incluye el lavado de manos, la desinfección de superficies, la desinfección de herramientas para la consulta, la adecuada eliminación de residuos sólidos, la limpieza y desinfección de las instalaciones, el uso de materiales estériles y actualmente el uso de mascarillas. Todas estas medidas son monitorizadas por un proceso de calidad.

En niños

Las complicaciones en este grupo son las que pueden producir mayor morbilidad y mortalidad. Es necesario enseñar a los padres sobre los cuidados que requieren como: cumplir con el calendario de vacunación, promover la lactancia materna exclusiva, promover una alimentación saludable, higiene, y participar en un adecuado desarrollo psicomotor.

En adultos

En el caso de adultos se promueve las inmunizaciones y la adopción de estilos de vida saludable, como: alimentación de buena calidad y cantidad, beber líquidos tibios (aproximadamente 1 litro diario), buena higiene, actividad física diaria (caminar 20-30 minutos diarios), buen estado emocional (buscar la armonía) y sueño reparador (dormir 6-8 diarias).

El uso de mascarillas y el lavado de manos son una de las mejores medidas preventivas para evitar la transmisión de infecciones aéreas, así como el correcto lavado de manos.

Signos de alarma

Los signos de alarma a los que debes estar atento son los siguientes:

-       Fiebre alta y persistente por más de 3 días

-       Dificultad respiratoria

-       No poder comer ni beber

-       Cianosis

De presentarse estos signos debes consultar con un médico o acudir al centro de atención más cercano.