Cuida tu salud en estas fiestas

La Navidad puede llegar a ser muy estresante ya que la "agenda" se llena de citas, compras y preparativos. Tantas "cosas por hacer", sumadas a las tareas del día a día pueden llegar a resultar muy estresantes y aumentar el nivel de ansiedad en ciertas ocasiones.

Organiza tus actividades

Para evitar esta "tensión" es recomendable organizar estas semanas un calendario con tus principales actividades. Así podrás darte cuenta de las cosas que" tienes que hacer" y distribuirlas mejor en el tiempo. Esta forma de calendarizar y organizar las tareas te dará una visión real de las tareas a realizar.

No olvides dedicarte tiempo a ti mismo. Sea para hacer algo de deporte, leer un libro, ir al cine o cualquier actividad centrada en ti te vendrá bien y te ayudará a desconectar.

Evita el consumo excesivo de alcohol

En estas fechas aumentan las citas y reuniones "sociales" y la ingesta de alcohol suele aumentar en proporción; sin ser conscientes de la cantidad de bebidas alcohólicas que consumimos. La mejor recomendación para estas fiestas es moderarse con el consumo de alcohol y así cuidar tu salud y las de los demás.

Para la cena navideña elige productos frescos            

Las grandes comidas y cenas navideñas son el eje principal en estas fechas. Está muy bien disfrutar de uno mayores placeres de la vida, pero se puede hacer de forma saludable. 

Evita comer el exceso y en la medida de lo posible elige los platos con alimentos más frescos, menos elaborados y acompaña las carnes o pescados de una buena dosis de verduras para balancear la cena.

Practica actividad física

El ejercicio físico moderado trae consigo múltiples beneficios para el organismo y el estado anímico. Llevar una dieta adecuada y saludable brinda ventajas en nuestra calidad de vida. Pero estos hábitos han de mantenerse en el tiempo para que el cuerpo y la mente noten sus efectos beneficiosos.

Debemos tener en cuenta, que el ejercicio intenso trae más problemas que beneficios, ya que el cuerpo soportará un estrés al que no está acostumbrado y pueden aparecer lesiones. Por otro lado, las dietas milagro suelen tener graves deficiencias nutricionales que no harán más que empeorar tu condición física.

Un ejercicio moderado y continuado en el tiempo, al igual que unos hábitos de alimentación adecuados durante todo el año, son la mejor forma de estar sano y sentirte bien.