¿El alcohol en gel me protege?

El lavado de manos es una de las principales medidas para evitar el contagio de COVID19; sin embargo, hay algunas dudas sobre cuándo realizar el lavado de manos y cuándo usar el alcohol de gel. ¿Cuál es el más seguro y en qué situaciones emplearlo?

Te explicamos:

El jabón es el agente limpiador por excelencia para evitar la propagación de bacterias y virus, ya sean simples o algo más complejos como el COVID19. La principal razón es porque la capa alrededor del virus está hecha de una membrana lipídica, es decir, de grasa, y el jabón, como todos los detergentes, disuelve la grasa, con lo cual destruye la capa protectora del virus y este muere.

Los virus no tienen vida propia y por eso necesitan entrar en el cuerpo para mantenerse con vida y multiplicarse. Ingresan al organismo por la nariz y boca.  

El alcohol en gel

Es efectivo contra los virus, pero su mayor virtud es “sanitizar” las manos hasta que estas puedan lavarse como corresponde.    

El alcohol en gel puede destruir al virus y bacterias, pero estas se quedan allí. En cambio, el jabón barre con todo y libera las manos de gérmenes. Es recomendable su uso por tres o cuatro ocasiones, pero luego es necesario lavarse las manos con jabón. El uso continuo de alcohol puede irritar la piel.

Te damos 5 importantes puntos para tener en cuenta:

  • Si no hay agua y jabón disponibles puedes utilizar alcohol en gel con las manos secas, sin polvo y que no estén visiblemente sucias.
  • No todos los alcoholes gel son efectivos. La recomendación es utilizar aquellos con una base de alcohol entre 60% y 80%. La preparación más efectiva al 70 %, indica el Ministerio de Salud.
  • Coloca un poco de gel y cubre todas las manos. Al igual que el lavado de manos, el alcohol gel debe pasarse entre los dedos, en la palma y en la parte superior de las manos. No es solo un sobajeo entre las palmas.
  • Evita aplicarlas en zonas sensibles o dañadas de la piel, mucosas o heridas abiertas.
  • Deja secar. Después de aplicar correctamente, deja secar al menos un minuto tus manos antes de volver a tocar cualquier cosa.

Si solo confiamos en el alcohol gel para desinfectar nuestras manos, no nos estamos protegiendo bien del virus.