¿Estás preparado para un sismo?

El Perú pertenece al “Círculo de Fuego del Océano Pacífico”, zona que concentra el 85% de actividad sísmica en el mundo. En más de una ocasión, los expertos han hecho énfasis en cómo debemos actuar frente a un desastre de esa naturaleza. Pese a ello esas situaciones de emergencia, no dejan de sorprendernos y causarnos pánico y desesperación.    

Si estás en el Complejo hospitalario

El Complejo tiene una preparación previa para enfrentar un evento sísmico, constantemente se ha ido mejorando y ensayando con simulacros independientes a los que se realiza a nivel nacional. Cuenta con un sistema de evacuación diferente al resto de lugares y ambientes. Esto se debe a qué en un hospital se debe movilizar no sólo a pacientes que se encuentren hospitalizados o en consultas externas, sino también a los familiares, visitantes, y a los propios trabajadores del complejo hospitalario. Por este motivo, ten en cuenta estas medidas de prevención propuestas por INDECI en caso ocurra un temblor o terremoto. 

medidas de prevencion psd.jpg

¿Qué sucede después de un sismo?

Sentir miedo aún después que la tierra ya dejó de temblar es normal, ya qué, existe el temor que las réplicas puedan empezar en cuestión de segundos. Los sismos suelen tener un tiempo entre 120 a 180 segundos, según el Instituto geofísico del Perú. Es por eso que los expertos recomiendan tener ciertos criterios en situaciones como tal y más aún en un hospital porque existen zonas más críticas que otras, por dar un ejemplo si te encuentras en un primer piso puedes tener el tiempo de lograr encontrar las salidas de emergencia, mientras que alguien que se encuentra en un 2do piso para arriba no puede hacer otra cosa que ubicar rápidamente las estructuras firmes y zonas seguras.

Las recomendaciones que tienes que considerar después de un sismo son:

  • Esperar de 1 min a 2 antes de evacuar.
  • No apoyarse en las paredes ni barandas del edificio ya qué, la estructura del edificio podría estar dañada o a punto de caer.
  • Auxiliar a los más afectados y dirigirlos hacia zonas seguras.
  • No utilizar los teléfonos ni encender las luces.
  • No utilizar ascensores.
  • Seguir las indicaciones de los brigadistas.
  • Avisar en caso tengas lesiones o heridas para que los médicos te examinen.

 Seguir estas recomendaciones puede salvar tu vida y la de muchas más.