Gastroenterología, salud digestiva

Tener una buena salud digestiva implica la capacidad de procesar los nutrientes mediante el buen funcionamiento del sistema digestivo. Pero ¿qué órganos conforman nuestro sistema digestivo? ¿qué especialidad se encarga de ellos? ¿cuál es el proceso para atenderme con un especialista en el Complejo hospitalario?

Gastroenterología es la especialidad médica en el Complejo hospitalario que ve las condiciones y enfermedades del sistema digestivo, está conformado por el esófago, estómago, intestino delgado, colon y recto, páncreas, vesícula biliar, conductos biliares e hígado.

Los trastornos más comunes que trata la especialidad son los funcionales, llamados así porque son problemas de función de movimiento del tracto digestivo, pero no hay realmente un daño (enfermedad). El 80% de las consultas que atienden son pacientes con gastritis y un 20% presenta cirrosis, la gran mayoría como consecuencia de la diabetes y obesidad.

Proceso de atención

Todos los pacientes comienzan su atención en el Policlínico, con el médico de familia, donde son evaluados. Según el diagnóstico y signos de alarma, si es necesario, se le realiza una endoscopía y  son derivados a la especialidad de gastroenterología en el hospital.

Alejandro Piscoya, jefe del servicio de gastroenterología del Complejo Hospitalario Guillermo Kaelin, nos comenta:

“Un claro ejemplo de nuestro proceso de atención es cuando un paciente tiene síntomas de hepatitis. Ingresa por emergencia o por el policlínico, se le realizan exámenes y es derivado con nosotros, se le hacen exámenes complementarios, se le da tratamiento y seguimiento. Si el paciente presenta complicaciones, es derivado al hospital de referencia”.

Los procedimientos que se realizan para el descarte de algunos tipos de enfermedades son:

  • Endoscopia: Te permite examinar todo el esófago, estómago y la primera parte del intestino delgado.
  • Colonoscopía: Examina todo el intestino grueso y la parte final del intestino delgado.

A mí me gusta ver pacientes y esta especialidad me permite tener dos tipos de trato con ellos. Uno es el trato habitual, atender a un paciente, conversar y examinarlo. Y el otro es en procedimiento, la parte clínica de mi especialidad”, relata el doctor.

En el servicio de gastroenterología trabajan de la mano con el área de emergencia, con pacientes que ingresan mayormente por úlceras; con medicina interna, con pacientes con problemas digestivos o enfermedades del intestino; y cirugía, con pacientes con pancreatitis.

Prevención de cáncer de colon

Una de las estrategias de prevención que trabaja el servicio junto con el Policlínico es el Programa preventivo de cáncer de colón. Este programa tiene como eje central la prueba inmunoquímica fecal (FIT) que la realizan de forma anual a pacientes entre 50 y 75 años que vienen a su control habitual. Esta prueba analiza la presencia de sangre oculta en las heces, que puede ser un signo temprano de cáncer. Si la prueba es positiva, el paciente pasa a gastroenterología para que le realicen una colonoscopia y dar el tratamiento según los resultados.

Buena parte de nuestro trabajo es explicarle al paciente qué es lo que tiene, qué le va a pasar, qué no le va a pasar, porque todos piensan que se van a morir de cáncer y eso habitualmente no sucede, es el miedo hablando. Les explicamos cómo los factores emocionales afectan su salud, conversamos y los escuchamos para resolver sus dudas, y con ello vemos que va a mejorar su malestar o la angustia con la que vienen”, refiere el Dr. Piscoya.