Los héroes de esta pandemia

En los centros de salud de todo el Perú y del mundo, los médicos que se encuentran luchando contra el temido coronavirus son los que han mirado a esta enfermedad directamente a los ojos.

El personal médico ha estado expuesto constantemente al contagio, incluso desde el hecho de solamente hacer una prueba a una persona sospechosa de poseer el virus. También son víctimas de miedos y temores. En momentos de emergencia no duermen, sufren de ansiedad y hasta sienten pánico. Cuando un paciente grave no se recupera, también sufren intensamente.

Ellos han cumplido un papel crucial en esta batalla y para ellos ser fuertes es la única opción. Recopilamos los testimonios de nuestros profesionales donde nos cuentan los difíciles escenarios que han enfrentado y las experiencias vividas en todo este tiempo.

Un escenario de guerra

“Cuando se impuso la Emergencia Sanitaria el servicio de Medicina Interna asumió el manejo de los pacientes con diagnóstico y/o sospecha de infección COVID. Conforme avanzaba el tiempo la demanda de los pacientes con este diagnóstico aumentó y progresivamente las camas de los pisos de hospitalización se convirtieron en zonas COVID. La demanda siguió incrementando y se amplió al área de Hospital de Día. Poco tiempo después, el área de Recuperación Post Quirúrgica se convirtió en zona COVID, donde se manejaban a pacientes con diagnóstico delicado.” Evelyn Gordillo Lima - Médico Internista

Para enfrentar esta situación, el Complejo hospitalario activó el código ESPII (Plan de Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional), se cerraron áreas, pisos del hospital y se implementó un triaje diferenciado para pacientes con sintomatología de COVID19 en el área de Emergencia para atender sin contaminar a los demás.

La principal herramienta del personal para atender la pandemia, además de su inquebrantable vocación de servicio ha sido: la capacitación para la higiene personal y equipo de protección personal (mascarillas, caretas, guantes).

“Se ampliaron las áreas de atención para los pacientes COVID, ya que el espacio se hizo insuficiente. Asimismo, se distribuyó los implementos necesarios para la bioseguridad del personal.” Gonzalo Assanta – Médico de Centro Quirúrgico

En este tiempo de dura batalla, la atención ambulatoria se suspendió y el personal tuvo que apoyar a los servicios con gran demanda como Emergencia y UCI. Se han atendido a 69 622 pacientes con el virus de COVID19. De este grupo, 66 672 pacientes han sido tendidos por el servicio de Emergencia, 2 950 pacientes han sido hospitalizados.

Todos han sido atendidos con un protocolo que cumple estrictamente todos los lineamientos de bioseguridad, con un equipo hospitalario unido y consciente de su responsabilidad.

“Ver la gran demanda de pacientes y el estado en que llegaban al servicio fue una experiencia nunca vivida.” Luisa Marchan Vargas - Licenciada en Enfermería

 El miedo detrás de la mascarilla

No es en los hospitales en donde se queda el estrés, ansiedad y miedo del personal médico, el temor de llevar el contagio hasta sus familiares siempre acompaña al personal sanitario. Tanto médicos, enfermeras, personal operario, de limpieza, de seguridad, viven la misma angustia; la de llevar el contagio a sus casas; donde hay niños, ancianos y otras personas pertenecientes a grupos vulnerables.

Por otra parte, sus familiares esperan en casa llenos de miedo ante un eventual contagio, situación que necesariamente ha cambiado su dinámica familiar pues abrazarse y besarse, como algunos normalmente lo hacían, no es posible.

“Siento mucha incertidumbre, ansiedad temor de contagiarme y contagiar a los míos. Todo es nuevo nunca había vivido una situación similar.” Anhela Valdera - Médico de Familia

“Sentimos mucho temor de contagiarnos y nos comenzamos a proteger en todo aspecto de acuerdo con los protocolos de bioseguridad. El momento que más me impactó fue el contagio masivo por el virus que sufrió nuestro servicio de Seguridad.” Portugués Vicente Calos - Agente de Seguridad

“Hoy recuerdo cuando se inició esta pandemia el miedo nos embargaba a todos, pero sabíamos que si Dios nos puso esta prueba era por algo. Allí estábamos siendo más que un operario de limpieza, SERES HUMANOS. Entrabamos a limpiar las habitaciones con un “sí se puede”. A los pacientes los hacíamos sonreír, “nos vemos mañana”, “hasta luego”, a veces los encontrábamos a veces no. Pero siempre nuestra consigna era “pensemos que puede ser un familiar nuestro”, igual lo sentíamos parte de nosotros.” Sara Castillo - Operario de limpieza

“Era complicado tomar conciencia de lo que estábamos experimentando, estresante ver y escuchar sobre los pacientes que fallecían, los casos que aumentaban y peor aún tener la pérdida de algún familiar querido.” Gustavo Vergara- Técnico de Servicios

El trabajo en equipo y el soporte emocional de las personas con quienes comparten el día a día es importante y hace que esta batalla sea más llevadera no solo para los que están en primera línea, si no para todos en general.

“Tuvimos que ser fuertes, y darnos apoyo moral, emocional unos a otros, siempre con la mentalidad positiva para salir esta difícil situación.” Elizabeth Noa – Licenciada en Enfermería

 Un gracias de corazón

Satisfactoriamente 67 662 pacientes han sido dados de alta por COVID19 en el Complejo Hospitalario. El personal de salud encuentra la fuerza para seguir en la satisfacción de ver pacientes recuperados volviendo a casa. No todos lo logran, pero siguen en la batalla.

Hoy te mostramos un recuento de los pacientes que lograron superar el COVID19 y regresaron a su hogar: