¡Por un corazón sano!

El corazón es uno de los órganos más importantes de todo el cuerpo humano, es el encargado de impulsar la sangre a través de todo nuestro sistema. Según la Fundación Española del Corazón, el corazón del ser humano late entre 50 y 100 veces por minuto. Piensa por un momento lo que supone mantener este ritmo de frecuencia cardiaca a lo largo de toda una vida. ¡Necesita un buen mantenimiento!

Introducir pequeños cambios en tu estilo de vida puede generar grandes beneficios para tu salud cardíaca y evitar enfermedades y complicaciones que pondrían ponerte en riesgo. No es necesario hacer grandes sacrificios para mantener un corazón sano. Solo debes tomar algunas medidas, afirma el Dr. José Torres, médico cardiólogo del hospital.

 Buenos hábitos 

VMT corazón banner 2

 

  •  Mantente activo. La práctica diaria de ejercicio, sobre todo aeróbico, disminuye la incidencia de enfermedad coronaria.
  • Come sano. La ingesta de grasas especialmente animales (saturadas), frituras, alimentos procesados y dulces industrializados deben evitarse. También, es recomendable disminuir el consumo de azúcar y de sal. Debemos aumentar en nuestra dieta los pescados, las verduras, frutas, comidas al vapor, así como de productos integrales.
  • Elimina el tabaco y el alcohol. El hábito de fumar es un factor de riesgo mayor para enfermedades cardiacas. Asimismo, el consumo excesivo de alcohol  daña el músculo cardiaco debido a que es un tóxico que debilita las células miocárdicas.
  • Controla tu peso. La obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo para la génesis de enfermedades cardiovasculares y muerte prematura. Es importante mantener un peso óptimo, la fórmula más conocida para saber que estamos con el peso adecuado es el índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso (en Kg) por el cuadrado de la altura (en metros). Por encima de 25 es sobrepeso y si el resultado es superior a 29 estamos en presencia de obesidad.
  • Combate el estrés. El estrés es inevitable en nuestra vida cotidiana. Está asociado a diferentes enfermedades y dentro de ellas cardiovasculares. El estrés activa el sistema nervioso simpático y aumenta la secreción de cortisol, adrenalina, seotonina, entre otros, que incrementan la disfunción endotelial y esto conlleva a la aparición de enfermedad cardiovascular. Por lo que se recomienda realizar actividades que disminuyan el grado de estrés, tales actividades podrían ser  recreativas, como paseos, ejercicios, bailes, yoga, etc.
  • Diagnóstico a tiempo. Se estima que la mitad de las personas que mueren repentinamente por males coronarios no sabían de su problema. Es fundamental la revisión médica de forma periódica para descartar diabetes, hipertensión arterial y colesterolemia, que son factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares.

Cuidar al corazón es fácil y a la larga él nos lo agradecerá con menos enfermedades y mayor capacidad de hacer un esfuerzo cotidiano conforme pasen los años. Corazón sólo hay uno, cuídalo.