¿Qué es un paciente crónico?

Vivir con una enfermedad de larga duración o crónica supone nuevos retos para una persona. Aprender a afrontarlos es un proceso. Pero entender lo que te ocurre y participar activamente en el cuidado de tu salud es lo que te ayudará a sobrellevarlo positivamente.

Mucha gente descubre que el hecho de adoptar un papel activo en el tratamiento de un problema de salud crónico te ayuda a sentirse más fuerte y más preparado ante las situaciones que se presenten.

Paciente crónico

Se llama paciente crónico a la persona que padece un trastorno orgánico, cuando el órgano se encuentra dañado; o funcional, cuando el órgano se encuentra en buenas condiciones pero funciona mal. Ambos trastornos persisten en el tiempo (más de 6 meses) y modifican su estilo de vida.

No suelen ser trasmisibles porque no se contagian y frecuentemente disminuyen la capacidad funcional de quien lo padece si no se controla, lo cual afecta seriamente su calidad de vida.

En el Policlínico contamos con el Programa de pacientes crónicos que trabaja principalmente en cuatro patologías:

  • Hipertensión
  • Diabetes tipo 2
  • Anticoagulación
  • Enfermedad renal crónica (hasta estadio 3A)

Programa de pacientes crónicos

Tiene como objetivo proporcionar una atención integral de calidad, eficiente y eficaz para reducir las consecuencias de estas enfermedades. Promueve comportamientos saludables con la participación consiente y activa de los pacientes y sus familiares.

El programa organiza talleres y charlas sobre los cambios que debe realizar la persona diagnosticada en su estilo de vida para controlar la evolución de la enfermedad. Recibe guía y orientación ante problemas comunes que se pueden generar.

Con estos acercamientos, se busca concientizar al paciente y su familia sobre su enfermedad. El principal objetivo de los talleres y charlas es mostrar la importancia de la prevención para que, mejorando su estilo de vida, consiga frenar el avance de la enfermedad y no afecte a otros órganos del cuerpo.

Beneficios para el paciente

  • Fomenta una mejor calidad de vida gracias a la guía del equipo multidisciplinario de profesionales del policlínico.
  • Disminuye las limitaciones funcionales. Evita que el paciente deje de valerse por sí mismo a raíz de una evolución de su enfermedad.
  • Evita las complicaciones de la propia enfermedad que se genera por avance natural de la condición de cada paciente.
  • Disminuye los ingresos hospitalarios innecesarios de pacientes crónicos por descompensación a raíz de su enfermedad.

La familia

La familia tiene un rol clave en el tratamiento de un paciente crónico. Principalmente brinda soporte y apoyo ya que el cambio en el estilo de vida que se necesita para mejorar su salud debe hacerse expansivo a todos los miembros.

Es común reconocer que una persona con hábitos no adecuados en su estilo de vida es consecuencia de una familia que tampoco los tiene. Por ello, los cambios deben involucrar a todos.