¿Qué impacto tiene el teletrabajo en tus ojos?

El intenso uso que hacemos estos días de las pantallas hace que debamos de adoptar precauciones para evitar fatiga y problemas de visión en el futuro.

Tantas horas de teletrabajo frente a pantallas van a pasar factura a nuestra vista. Los ojos se cansan al tener que mantener el mismo foco de visión durante un tiempo prolongado, es decir, se produce fatiga visual y síndrome del ojo seco.

La exposición a las pantallas por parte de niños menores de 8 años provoca miopes prematuros, entre otras muchas razonas porque más tiempo frente a las pantallas significa menos tiempo al aire libre o con la vista dirigida a espacios amplios, y eso favorece la miopía.

En los días que vivimos, hemos incrementado nuestra vida digital para socializar, trabajar, estudiar o estar informados, es más complicado reducir o limitar el uso de pantallas, tanto por parte de mayores como de pequeños.

Si se establecen horarios es mucho más fácil mantener un cierto control sobre el tiempo que pasamos ante una pantalla, sobre todo para quienes no tienen más remedio que pasar la jornada laboral frente a ellas. Te ofrecemos algunas recomendaciones que ayudarán a no sobrecargar la visión, a reducir la fatiga y evitar así futuras patologías:

1. Aléjate de la pantalla

En el caso del celular o las tablets, la distancia de observación debe ser como mínimo 35 centímetros. En el caso de las pantallas de laptop o computadora, la distancia visual óptima debe de ser entre 50-70 centímetros.

2. No estés a oscuras

Si no es bueno tener un exceso de luz y reflejos sobre la pantalla, tampoco lo es mirar pantallas a oscuras. Hay que mantener el estímulo de la visión periférica, y para ello es importante mantener la luz ambiente.

3. Cuidado con los reflejos

Los reflejos en la pantalla de la computadora también pueden causar fatiga ocular. Lo ideal a la hora de elegir el lugar desde donde vamos a teletrabajar es que las fuentes de luz próximas, como las ventanas, no provoquen deslumbramiento directo ni reflejos en la pantalla.

4. Parpadea a menudo

Parpadear es fundamental para mantener la hidratación ocular. Normalmente la frecuencia de parpadeo es de al menos 15 veces por minuto, pero ante las pantallas baja a 5 veces. La consecuencia de renunciar a este parpadeo frecuente es un mayor riesgo de contraer el síndrome del ojo seco.

5. La regla 20-20-20

Se trata de una técnica muy sencilla: tras cada 20 minutos de actividad visual en distancias cortas, se deben descansar y mirar fuera del escritorio durante 20 segundos, y enfocar algo que se encuentre a unos 20 pies de distancia, es decir, a unos 6 metros.

6. Protege los ojos

Si pasas muchas horas frente a la pantalla, vale la pena proteger la visión de la luz azul con el uso de lentes específicas para ello, incluso si no se necesitas lentes de medida.