Síndrome de la Cabaña: miedo a salir de casa

El SÍNDROME DE LA CABAÑA es un estado mental que se da cuando forzosamente vives dentro de espacios estrechos, monótonos o de confinamiento. El síndrome se refiere al temor extremo que experimentas al pensar en la posible exposición real o mental a todo lo que conlleve salir de casa.

Al ser esta emoción tan intensa, traes consigo la presencia de pensamientos catastróficos que tienen la particularidad de ingresar a tu mente, aunque no lo buscas ni quieres tenerlo. Estos pensamientos elevan tu nivel de ansiedad generando una reacción fisiológica muy intensa, que manifiestas mediante palpitaciones, sudoración, taquicardia, etc. La ansiedad es tan fuerte que se optas por la reclusión como forma de vida, donde la casa es tu único lugar seguro.

Tras más de 100 días de encierro, cualquier persona de tu familia puede desarrollarla. Puede ser niño, adulto o adulto mayor. Hay que estar atento a las señales para brindarles el apoyo necesario.

Comportamientos del síndrome

Presentas ansiedad intensa o desmedida al salir a la calle y volver nuevamente a realizar tus actividades, acompañado de pensamientos catastróficos. Pones excusas para no hacer actividades que antes se hacía, sientes irritabilidad o impaciencia ante los planes o ideas de salir por algún motivo.

Lym Luna, psicóloga clínica del Complejo Hospitalario, nos da algunas pautas sobre cómo afrontar esta situación:

 ¿Qué deberías hacer si presentas esas emociones y cómo se trata este síndrome?

  • Reconoce tu ansiedad (recurrente e intensa) y diferénciala de las preocupaciones.
  • Identifica los pensamientos catastróficos, al hacerlo, puedes preguntarte: ¿todo lo que pienso ocurre en la realidad?
  • Comunícalo a las personas más cercanas.
  • Confronta la ansiedad de forma paulatina para ir ganando confianza.
  • Si la ansiedad es algo que no puedes controlar e interfiere con tus actividades o rutinas cotidianas (dormir, comer, trabajar, etc.), busca ayuda profesional.

 ¿Cómo debes tratarlo mientras no podamos llevarlo a un especialista?

  • La familia debe mostrar una actitud comprensiva.
  • Debes evitar hacer burlas acerca de su ansiedad.
  • Sé empático.
  • No lo fuerces a salir. Solo si la persona acepta, ayúdalo a que salga poco a poco.
  • Si las reacciones físicas son muy intensas, recuerda que estas son respuestas de protección y no de daño.